Ha sido una tarea pendiente que al fin, y con cierta tristeza, la he llevado a cabo.

Tenía 500+ sitios en mi lector de feeds, que, desde que cerró Google Reader, los he estado llevando de aquí para allá.

Si bien es cierto que desde años que encontré y vengo usando Inoreader también es cierto que desde hace tiempo que restringieron a 150 el número de sitios a agregar. Como mi cuenta estaba desde antes que aplicara la restricción, mis feeds se mantuvieron ahí pero sin la posibilidad de agregar nuevos sitios.

Con el tiempo fui descubriendo nuevos sitios a los que muchas veces quise agregar a mi lector, lamentablemente no podia hacerlo por la restricción que tenía en el plan actual.

Pese a que muchos de los sitios que traía desde el inicio aún seguían activos, no podía leer sus actualizaciones debido a que yo los tenía agregado en su versión de dirección antigua, utilizando HTTP en lugar de HTTPS, claro, esto estaba así porque esto viene desde antes que todos empezaramos a utilizar HTTPS.

Por otro lado, también estaba que muchos de los sitios que tenía agregado ya no existían, algunos habían cambiado de dirección pero la gran mayoría habían dejado de existir, afortunadamente, como yo los tenía agregado desde antes, Inoreader mantenía una copia de ellos en mi cuenta.

Hasta hace poco, había prevalecido el deseo de mantener estos sitios, a modo de archivo, en mi cuenta, lo que implicaba lo descrito al inicio, no poder agregar sitios nuevos. Y bueno, tampoco es que quisiera actualizar el plan y pasar a una suscripción de pago. Como diría un personajillo de estos lugares: tampoco tampoco.

Así que, pese a mi deseo de mantener "mis archivos", más por nostalgia por los viejos tiempos que por otra cosa, tuve que realizar la tarea que estuve postergando desde hace mucho: limpiar la lista de feeds subscritos.

Ha sido una tarea larga ya que tenía que revisar uno a uno cuál mantener y cuál no. La tarea produjo una remembranza de lo viejos tiempos, muchos de los sitios eran blogs personales a los que de alguna manera les tenía cierto aprecio y los cuales ya no existen al día de hoy.